12 abr. 2008

Offtopic: Michael Cuesta



El fin de la inocencia es una dura película que habla del momento en el que tres preadolescentes maduran y pierden su inocencia para dar un paso adelante en la vida y aprender algo nuevo, deseando romper con unos padres nada ejemplares. Segundo largometraje de Michael cuesta después de dirigir L.I.E. Muy recomendable.

Reproduzco un estupendo texto de Eduardo Nabal titulado

Muchachos interrumpidos
Tras la interesante L.I.E. Michael Cuesta se consolida como un gran director, con un universo personalísimo y perturbador, en El fin de la inocencia, un drama desgarrador sobre la dificultad de crecer en un mundo en el que las cosas están ya, en cierto modo, predeterminadas. Si L.I.E. se nos mostraba como una historia de amor prohibido entre un adolescente y una suerte de inquietante ogro bueno, en su segundo largometraje el director se introduce de nuevo en la piel de los niños y adolescentes de su país para, a través de sus miradas desconcertadas, mostrarnos, desde otro ángulo, el igualmente crispado mundo de los adultos y sus relaciones. El filme de Cuesta narra sobre todo dos historias: la de una venganza y la de una seducción. La venganza es la de Jacob (Jeremy Renner), un niño tímido y retraído con una suerte de mancha facial de nacimiento, que pierde a su hermano como consecuencia de la acción violenta de unos chicos. El trágico suceso marcará su vida, sobre todo porque los adultos ya han determinado que el odio debe anidar en su existencia y que no existe perdón posible. Sus heridas no pueden cicatrizar y el realizador logra incomodarnos con su ambigua aproximación al asesino de su hermano, recluido en un reformatorio.
La historia de la seducción es la de Malee (Zoe Weizenbaum), una adolescente de origen asiático que descubre su sexualidad a través de su creciente fascinación por un joven y robusto leñador, anclado en ese sector de la Norteamérica profunda donde la ternura, el humor, el amor y la muerte pueden darse la mano. Cuesta se introduce sin tapujos en lo hondo de las historias, a través de contundentes primeros planos y planos detalle de sus personajes y otros planos más amplios y aparentemente más reposados de los espacios a la vez salvajes, abiertos y asfixiantes donde viven. La forma de narrar sus historias, apoyándose en una hipnótica banda sonora, acaba dando una visión pesimista de esa sociedad falsamente adulta en la que vive y, no obstante, optimista sobre el fondo de ternura que puede anidar hasta en los actos más crueles de sus criaturas. Como cruel y tierna es la historia de un joven obeso, con una madre igualmente obesa, en un ambiente escolar y familiar claustrofóbico que también limita sus expectativas vitales… a través de extraños objetos e incómodos espejos.
El espectador puede pensar que estamos ante una nueva historia de pequeños freaks de los EEUU profundos, pero Cuesta elude el impacto o el morbo gratuitos para introducirse, sin eludir la ironía y la crueldad, pero sin abusar de ellas, en los espacios delicados o siniestros de dentro y fuera de unos personajes a los que nunca juzga. Logra hablarnos de un mundo difícil de aprehender: el de las criaturas monstruosas y celestiales. que una vez fuimos y seguimos siendo. Y lo hace sin grandes discursos moralistas, tintes paternalistas ni ínfulas transgresoras, sino con una sencillez encomiable, una austeridad visual y precisión narrativas que ya quisieran para sí muchos de los grandes autores del cine indie.



Trailer


Director: Michael Cuesta
Título original: 12 and holding
Año: 2006
Duración: 90 min.
Género: Drama
Nacionalidad: EEUU
Reparto: Linus Roache, Annabella Sciorra, Jeremy Renner, Jayne Atkinson, Marcia Debonis, Conor Donovan, Zoe Weizenbaum, Jesse Camacho


Entrevista con Michael Cuesta.


Entrevista con Michael Cuesta sobre L.I.E.

No hay comentarios:

Publicar un comentario