31 may. 2008

Momificación

Con esta práctica lo que se suele buscar es una privación total de los sentidos, y una inmovilidad total. El cuerpo entero se envuelve como si fuera una momia (de ahí su nombre) y se suele colocar sobre una superficie generalmente plana. Como siempre, para evitar riesgos innecesarios, y que la experiencia sea satisfactoria, es conveniente saber qué es lo que se hace.

A la persona momificada se le priva de varios sentidos, del gusto, del tacto, del oído, de la vista, aislándolo así de estímulos exteriores. Sólo le queda el sonido de su propia respiración, lo que le hace experimentar un sentimiento de vacío en el que pierde la conciencia del tiempo y le obliga a concentrarse en todo lo que siente.

La privación sensorial (restricción total o parcial de estímulos de uno o más de los sentidos) ha sido usada en tratamientos de medicina alternativa y también como método de tortura y castigo. Por ejemplo, la terapia de flotación es un tratamiento que utiliza la privación sensorial, dentro de un tanque o sala de flotación, para actuar como alivio del dolor y la eliminación del estrés fomentando además el pensamiento "con ambos hemisferios del cerebro". Pero si bien un período corto de privación sensorial puede relajar, la privación prolongada en el tiempo de experiencias sensoriales puede provocar ansiedad o depresión entre otros síntomas.

Una momificación, libremente aceptada, es otro asunto. Una vez asumida la impotencia de la situación, y mientras no te entre el pánico, la sensación de vacío es liberadora porque el tiempo desaparece y todo se vuelve lento y relajado; te ayuda concentrarte en tus pensamientos estando obligado a centrarte en ti mismo.



Para conseguir una mayor privación sensorial en los oídos se pueden usar tapones para anular este sentido. Los ojos, por descontado, se tapan para privar al sumiso del sentido de la vista. Para aumentar la sensación de aislamiento, los brazos y piernas se pueden envolver por separado, de esa manera ni siquiera hay roce de piel entre las piernas o entre un brazo y el cuerpo.

Se puede acordar de antemano el tiempo que va a durar la momificación. Esto es algo que depende de los participantes, de su experiencia previa, etc. En principiantes es aconsejable que la persona momificada tenga la boca libre por si necesita pedir algo o le entra el pánico.


Como momificar

Aunque hay muchas maneras de momificar, la más habitual es envolver al sumiso con plástico de envolver alimentos. La ventaja de este método es que es más sencillo y además barato. El plástico más común es totalmente transparente y permite cierta visibilidad del cuerpo del sumiso, pero también los hay de colores traslucidos. También se pueden utilizar vendajes de paño o látex unidos mediante cinta adhesiva.


Las llamadas “camas de látex” son otra forma de momificación. Son como unos sacos de látex donde se hace el vacío del aire (parecido a las bolsas de embalar alimentos al vacío) de forma que el cuerpo queda totalmente inmovilizado sin necesidad de nudos, cintas o hebillas y mediante un tubo tiene permitida la respiración.



El plástico de envolver se suele usar en combinación con cinta adhesiva. Se empieza vendando los ojos para asegurarnos que el momificado no pueda ver. Es conveniente dejar la nariz y la boca libres para una correcta respiración (sobre todo en principiantes); aunque mucha gente deja sólo la nariz libre y tapa la boca para evitar sonidos. Es muy importante comprobar bien que los orificios nasales están bien abiertos y que no hay ningún problema de respiración, así como también que los orificios nasales y la traquea no se sientan bloqueados ya que ésto puede provocar sensaciones de asfixia.

Es más fácil envolver a alguien con la ayuda de otra persona que sujete al momificado en posición vertical mientras lo envuelves, y que luego te ayude a colocarlo y ponerlo horizontal una vez has terminado. Se recomienda hablar al momificado a medida que lo envuelves para tranquilizarlo, sobre todo si es la primera vez, ya que es probable que se asuste de las sensaciones que tiene.

Aunque el proceso se haga más largo, es bueno empezar envolviendo brazos, manos, piernas y torso por separado, porque de esta manera se consigue mayor sensación de aislamiento. Además la inmovilidad aumenta porque el plástico se adhiere entre sí al estar en contacto.
Después se pasa a envolver los hombros y el torso en dirección hacia los pies.

En cuanto a los brazos hay dos maneras de colocarlos, o bien ambos brazos pegados a los laterales del cuerpo y paralelos a éste, o con los brazos cruzados sobre el pecho en forma de aspa (X). Cualquier otra posición no es aconsejable. Nunca se debe momificar a alguien, por ejemplo, con los brazos a la espalda.

Luego se envuelve la cabeza asegurándonos de que los orificios nasales quedan bien abiertos y hay una correcta respiración. También es frecuente dejar los genitales al aire para tener acceso a ellos.

Por último, el plástico de envolver puede reforzarse con cinta adhesiva (suele usarse sobre todo en rodillas o brazos).

La momificación es un proceso que requiere tiempo y hay que disfrutar del acto en sí mismo. No debe hacerse con prisa.


La vuelta a la realidad

Cuando recuperas algunos sentidos, después de haber estado privado de ellos, puede suponer necesitar un tiempo para acostumbrarse. De repente los sentidos que “despiertan” se magnifican, y es por ello que conviene darle tiempo al sumiso para que se aclimate poco a poco y la vuelta a la realidad no sea un cambio demasiado brusco.

Durante la momificación se suda mucho y es más que probable que al liberarlo del plástico el sumiso sienta frío, por eso se aconseja tener algo a mano para taparlo.


Precauciones

Tener a mano unas tijeras de punta roma por si hay que cortar rápidamente para liberar al momificado.

Es conveniente dejar la nariz y la boca libres para una correcta respiración; aunque mucha gente deja sólo la nariz libre y tapa la boca para evitar sonidos.

Comprobar que los orificios nasales están bien abiertos y que no hay ningún problema de respiración.

Si va a estar mucho tiempo momificado hay que darle agua a menudo porque se puede deshidratar fácilmente, ya que sudará mucho.

Abstenerse de momificar en días de mucho calor. Dentro del plástico se pueden alcanzar altas temperaturas.

Si el momificado entra en un estado de pánico, tranquilízalo mientras le destapas rápidamente los ojos y hazle contar lentamente del 10 al 1. Esto le hará concentrarse en los números y salir del “shock” inicial y recobrar un poco de tranquilidad mientras le liberas.

Ten a mano algo para envolverlo cuando lo liberes del plástico porque sentirá frío, y porque le ayudará a que la vuelta a la realidad sea más placentera.

Suele recomendarse no dejar envuelto al momificado (si es novato) más de 15 minutos. Ten en cuenta que el tiempo pasa muy lento mientras estás momificado. Con la experiencia cada cual irá encontrando su tiempo.

Colocar cierto tipo de acolchado (toalla o algodón) entre las rodillas y los tobillos puede evitar molestias en esta zona al momificado.

Por supuesto no dejes nunca sola a una persona momificada.



Reportaje de fotos de una momificación en plena calle de San Francisco.

Ma mère


(Francia, 2004)
Director: Christophe Honoré
Género: Drama
Duración: 112 minutos
Actores: Louis Garrel, Isabelle Huppert, Emma de Caunes...


Adaptación de la novela póstuma de Georges Bataille. Isabelle Huppert interpreta a un personaje torturado y sexualmente obsesionado, que presta a la película lo mejor que ésta tiene: su interpretación. Fue exhibida en el Festival de Cine de Cannes en 2004 y el mismo año en el Festival de Cine de Gijón , entre otros, teniendo escaso éxito. Narra una historia de incesto y sadomasoquismo entre una madura y atractiva madre (Huppert) y su traumatizado hijo de 17 años (Louis Garrel). Ambientada en Gran Canarias, recorre muchos de los lugares nocturnos y liberales de la isla. Tras la muerte del esposo, Huppert confiesa al hijo que ella es una perra, pervertida y detestable, que jamás ha agradado a nadie. La iniciación sexual del hijo, con la ayuda de la amante lesbiana (Emma de Caunes) de la madre, no resulta muy comprensible en el film. La madre conduce al hijo adolescente por un mundo de descubrimientos sexuales, éxtasis e inconformismo.

TRAILER
Web oficial.

Diccionario BDSM

La mosca cojonera se ha propuesto señalar aquellas pésimas traducciones que se hacen de términos BDSM y que al final todos/as acabamos casi usando... Como el famoso lema "seguro, sano y consensuado" que bien traducido del inglés debería ser "seguro, sensato (o prudente) y consensuado". No os perdais sus post de la serie (Pésimas) Traducciones en el BDSM.

30 may. 2008

Esposas para pulgares


Las "esposas para pulgares" (thumbcuff en inglés) tienen un peso reducido y están diseñadas para ser colocadas en los dedos, preferentemente en los pulgares. El mecanismo es similar al de unas esposas normales aunque normalmente se abren mediante una única cerradura. Si te las colocas en las manos no te las puedes quitar tú mismo aunque tengas la llave. También se ponen en los dedos gordos de los pies, imposibilitando el desplazamiento.

29 may. 2008

"Bakushi" de Ryuichi Hiroki



Bakushi: The Incredible Lives of The Rope-Masters

Sorprende la naturalidad con la que el director japonés Ryuichi Hiroki narra la rareza de la práctica S/M del Kinbaku. El cineasta es un experimentado autor de películas de erotismo soft, que retrató también una alternatividad del sexo en producciones como Vibrator y L’amant. No hay toma de partido por el dominante; el punto de vista se desplaza a las atadas, que a pesar del –por momentos– insoportable gemido de dolor asumen “en discurso” el enorme placer sensual que les implica entregarse a la compleja artesanía manual a cargo del maestro Bakushi. La extraña belleza estética del kinbaku aparece en el relato del artista de la práctica cuando dice que “ella actúa como si no le importara morir”, consagrando este film como una intervención política por el respeto a la otredad. Casi hipnóticos, los gemidos de dolor se van fundiendo con los suaves bramidos de él, y no hay apuro en el director que espía, cuyo máximo aporte parece ser la readaptación del catálogo clásico de la cultura japonesa for export (el tatami, el kimono, el té verde, la geisha), aquí ligada a un hardcore que confirma que no todo es lo que parece. Las variaciones al estándar que plantea Bakushi incluyen el goce en la inmovilidad total, la búsqueda coreográfica como meca de satisfacción, el relegamiento de la penetración a elemento suntuario y la extraña declaración de una geisha apasionada: “Puedo expresar mejor mi ser cuando estoy atada”.

(Texto extraído de Pagina12)

Y aquí teneis el TRAILER (cortesía de alguien anónimo que ha dejado un comentario, gracias).

28 may. 2008

Tutoriales de bondage

En Japan Rope he encontrado unos tutoriales a través de imágenes acompañadas de texto en inglés. ¿Para cuando algo en castellano?
Artist: Bridgett Harrington
Model: DeLano N. Distress


Tutorial 5 "The Rope Corset"



Tutorial 6: "Kani, forced bow"

Shibari

Es la denominación japonesa para los atamientos tipo bondage, realizados como práctica de refinada relación sexual. Contrariamente al bondage, no es absolutamente necesario que la persona sea inmovilizada, total o parcialmente.



Mientras que shibari define la acción, el kimbaku se refiere al arte del encordamiento. Es importante resaltar la diferencia de concepto entre el shibari japonés y los cordajes de orientación occidental (Bondage), que solo pretenden generalmente la inmovilización del sujeto "bondageado". El arte del shibari no implica forzosamente la inmovilización y tiene también otros aspectos, como la calidad estética del conjunto cuerda-atamiento-sumisa, el plano triangular formado por el maestro, la persona atada y el espectador (muy importante en la tradición japonesa) y tiene, además, muy en cuenta el efecto energético –negativo o positivo- sobre ciertos puntos del cuerpo de la persona entregada al maestro, relacionados con los meridianos energéticos del cuerpo humano según la tradicional medicina oriental.
(Midori: The Seductive Art of Japanese Bondage, 2002).

Información extrída de la Wikipedia.
Seguir leyendo el artículo.

Bound in jeans

26 may. 2008

Cuadernos de BDSM 3



Se acaba de publicar el Nº 3 de "Cuadernos de BDSM".
Click aquí para leerlo en PDF.

El índice de este tercer número es:

1- EDITORIAL

2- BDSM SOCIAL.
Por CuadernosBDSM

3- EL JARDÍN SECRETO
Circuito de Webs de Bondage Gratuitos
Por El Jardín Secreto

4- NOSOTROS: LOS NUESTROS
Por Neo-Cortex BDSM

5- “POR 20 EUROS IR A LAS FIESTAS ES UN CHOLLO”
Entrevista al Dark Sabbat
Por AMOBILBO.

6- GENTE BDSM

7- DE LOS COLLARES Y DE LA PROPIEDAD
Por Nomar_TF.

8- LA ESPIRAL POSITIVA/NEGATIVA. EL AMO SANO/ENFERMO
Por El Faro

9- FAQ: Preguntas más frecuentes


Cuadernos BDSM nº 1
Cuadernos BDSM nº 2

20 may. 2008

Gengoroh Tagame


Nacido el 3 de Febrero de 1964, es un dibujante japonés especializado en BDSM gay y manga erótico, muchos de los cuales muestran violencia explícita. Los hombres que Tagame dibuja son hipermasculinos y de estética osuna.
Comenzó su carrera como dibujante de manga en 1982, mientras estudiaba diseño gráfico en Tama Art University.

Web oficial.
Algunos dibujos suyos.
En este Foro de manga podeis encontrar las tres partes del comic "Pride".











Pulsa sobre la imagen para ampliar.