19 nov. 2008

Jugando con los pies

El Trampling (pisar el cuerpo, o que te pisen) es una práctica muy vinculada al rollo zapas, o SM, como humillación o sumisión. En países como Francia o Alemania hay fiestas temáticas exclusivas de trampling.

trampling

Se pueden realizar junto al trampling otras prácticas:

Stomping (pisar comida u objetos). El Amo puede pisar comida sobre el cuerpo del sumiso y obligar a éste a que se lo coma y limpie después las suelas del Amo.

Licking (lamer). Limpiar el calzado del Amo con la lengua.

licking

Sniffing (oler las zapas, los calcetos del amo).


Otros juegos con pies:

Shoeplay
Es el juego, consciente o no, de descalzarse en lugares públicos cuando hay gente que puede estar observando. Mucha gente suele descalzarse de forma mecánica e inconsciente cuando tiene los pies bajo una mesa, por ejemplo.

Modalidades de Shoeplay:

Dangling: Viene del ingles "columpiando". Es cuandose cruzan las piernas y un pie queda suspendido en el aire, y el zapato queda colgando en el pie. Puede quedarse colgando en los dedos del pie o sólo haberse salido el talón. De ahi vienen las denominaciones de full-dangle o partial-dangle.

Dipping: Que es el ingles "zambullirse". Teniendo el pie en el suelo, lo que se hace es sacar y ponerse el zapato, dejando el zapato en el suelo. Puede ser sentado o en cualquier otra posición.

Heelpopping: Es cuando alguien se arrodilla (o con el pie apoyado en algun sitio), se sale el talón del zapato, mientras la parte delantera del pie queda dentro del mismo.



En internet es muy fácil encontrar videos de Shoeplay hetero, pero no tanto de gay...


Fetichismo de pies

Un fetichista del pie puede ser sexualmente excitado al ver, tocar, acariciar, chupar, oler, lamer ó besar los pies de otra persona. Existen también fetichistas que disfrutan castigando los pies de otras personas, pero éstos representan más que nada una variante de BDSM sin relación con el fetichismo de pies convencional. La respuesta del fetichista es la misma o muy similar a la respuesta de excitación sexual frente a los genitales u otros rasgos específicos de cada sexo. Además, el fetichista de pies disfruta practicando con su pareja la técnica del llamado footjob, la cual consiste básicamente en una masturbación/masaje practicada con los pies.
Aunque el fetichismo de pies no debe ser confundido con el fetiche por el calzado, existe una relación íntima entre ambos, ya que los fetichistas de pies perciben de manera erótica diversos calzados como zapas, botas, etc. Para un fetichista de pies el uso por parte de una hombre de un determinado calzado resulta muy estimulante desde el punto de vista erótico.

(Leer más sobre fetichismo de pies en la Wikipedia)




Bastinado
Bastinado parece ser una palabra originada en el español. Su raíz puede ser la de bastón, y si bien para los hispanohablantes no significa nada, puede haber derivado de "bastonada", que según la Real Academia significa bastonazo, golpe dado con un bastón.

bastinado3

En las fuentes más antiguas, se daba este nombre a un castigo tradicional chino, que consistía en dar golpes no muy fuertes con una caña larga y liviana, usualmente de bambú, por largo tiempo (una hora o más), en las nalgas o en las plantas de los pies.

El sufrimiento no era causado por el dolor de cada golpe, que no eran muy fuertes, sino por la acumulación del dolor y por la angustia causados por la duración del castigo. Los ejecutores se entrenaban pegando contra una "cuajada de porotos" (tofu?), y eran capaces de dar cien golpes sin cortar la piel. Una persona podía morir o enloquecer ante tal tortura.

bastinado1

También podían dar con violencia, para herir, y para eso las varas de bambú podían estar rajadas en la punta, para cortar como cuchillos.

Algunas fuentes mencionan el bastinado como una de las torturas de la Inquisición, pero probablemente eran sólo azotes con varas.

Como un castigo doméstico o escolar, en China se usaba pegar en las plantas de los pies con una vara corta y liviana. Era el equivalente de nuestras nalgadas. Lo sufrían los niños de ambos sexos, y también la esposa de manos de su marido. A veces los azotes se daban en las pantorrillas desnudas.

Actualmente la palabra se usa principal y simplemente para cualquier castigo de azotes en las plantas de los pies.


Falaka
La falaka (o también falanga, falaq o fallaggas) originado en Persia, es el castigo tradicional en la planta de los pies del Medio Oriente, Grecia, Turquía y en general todos los países musulmanes.

En realidad es el nombre del instrumento usado para inmovilizar los pies para el castigo, equivalente al cepo europeo. Consiste en un largo y grueso palo con una soga atada a sus extremos. La soga cuelga flojamente del palo tomando la forma de una "U". Los pies desnudos del condenado se ponen dentro de la soga, y el palo se hace girar enrollándola hasta que los pies quedan firmemente aprisionados contra la madera. Dos hombres sostienen el palo a la altura de la cintura, y los pies así levantados son golpeados. Si no hay una falaka disponible, los pies son atados y sostenidos en el aire por dos hombres que mantienen la soga tirante.

La palabra se usa ahora para el instrumento, para el castigo en sí y para una especie de fusta sin azotera para pegar en los pies, una vara flexible cubierta con cuero enrollado o trenzado.

El castigo se conoce como madda en Egipto (thanks Sidan).

Pero para castigar también se usan cañas, palos pesados, mangueras de goma y hasta pedazos de caño de metal. A diferencia de lo que ocurre en el bastinado, los golpes se dan con toda la fuerza para que sean dolorosos, y pueden dejar a inválida a una persona.

La falaka se usa en castigos domésticos y judiciales. Todavía es usada en las escuelas y en el hogar. Parece que se usa para castigos judiciales legalmente en Irán, e ilegalmente en la mayor parte de Medio Oriente. Hay reportes recientes de su uso ilegal por la policía turca.

También ha sido usada por el Taliban en Afganistán. En vez de la falaka, usaban un instrumento simple pero efectivo. Era un tronco con varillas terminadas en argollas de metal, pudiendo los pies de varias personas ser sujetos por una varilla metálica que pasaba por las argollas. En esta demostración del instrumento, el "verdugo" sostiene una manguera de goma.

bastinado2

Fue usado en la escuela, especialmente en las "maktabs", las escuelas de una sola aula tradicionales en Persia.

Los pies del culpable podían ser inmovilizados por la falaka, o se lo podía obligar a sacarse los zapatos y las medias, sentarse detrás del escritorio del maestro, y poner sus pies sobre el mismo, mientras dos compañeros lo sujetaban por los tobillos, o hacerlo acostarse boca arriba en el suelo, con un compañero sosteniendo cada uno de sus tobillos en el aire.

En este ambiente el instrumento de castigo solía ser una vara liviana o una regla de madera. A veces el alumno tenía que volver a su casa descalzo (y probablemente recibir algún castigo adicional allí).

Para niños muy pequeños el padre sostenía en el aire los tobillos del niño con una mano, y le azotaba las plantas de los pies con la palma de la otra mano.

En la mayoría de los países árabes (y para muchos occidentales), mostrar los pies, y especialmente las plantas de los pies es considerado degradante, especialmente para un hombre (las mujeres pobres suelen ir descalzas) así que la vergüenza era parte del castigo. Si el castigo era lo suficientemente severo el hombre podría no poder caminar, y tener que moverse sobre las manos y rodillas sumaba más humillación.

(Texto extraido de ecstagony.com, donde podeis leer también un interesante artículo sobre azotes en los pies).

No hay comentarios:

Publicar un comentario