17 dic. 2008

30 días sin

Hace un tiempo le pedí a cocko, con el que he coincidido a través del Foro de Neo-Cortex BDSM, que me relatara de primera mano su experiencia en el uso del CB-6000, uno de los cinturones de castidad masculina más populares.

Me pareció interesante que alguien que lo ha usado explicara el día a día de llevar puesto un CB-6000, inconvenientes, anecdotas, etc. que pudieran ilustrar a los que estén pensando en ponerse uno.

Gracias cocko por la colaboración.

Ésto es lo que él nos ha contado:



Imagen 3

Llegó el día, ya tenía en mis manos el juguete que había estado deseando, desde hace? No sé, los últimos meses, pero que llevaba picando mi curiosidad desde bastante tiempo atrás. Después de un gran calentón, y un examen de por medio, decidí, con la sangre más caliente que nunca, proceder a coger unos fondos reservados(1) y hacer la ¿inversión? de comprarme un cinturón de castidad, con eso, pensé, seguro que alivio el calentón que llevo encima durante las épocas de estudio intenso. Nada más lejos de la realidad, justo al llegar la caja en mi casa, estaba más alterado que antes de tener una sesión. Procedí a la ultima paja en mucho tiempo, y me puse a experimentar con aquellos plastiquillos. Ya había probado un CB-3000, pero me lo habían puesto y tampoco pude disfrutarlo durante mucho tiempo. Este era el CB-6000 con una caja muy parecida, pero un sistema de anillos supuestamente más cómodo.

Tenía algunas indicaciones de lo que debía de hacer, pero en ningún momento estuve bajo ninguna orden estricta, y con la llave en mi poder. Lo primero era probar la combinación más adecuada para mi pene. El aro, parecía muy sencillo, había uno que encajaba a la perfección, lo que no tenía muy claro como llevar era el tema de los espaciadores, así que utilicé uno intermedio. Bueno eso tenía muy buena pinta, joder ya volvía a estar cachondo otra vez, aunque esta vez me prometí a mi mismo, y quizás a alguien más, aguantar un poco más, iba a ser como un entrenamiento.

Durante el día, la cosa iba genial, si se empalmaba, pues el aparato decía basta, y poca cosa más, descubrí que mentalmente puedo hacer mucho más para desempalmar mi miembro de lo que inicialmente creía. Me acuesto. A partir de aquí la cosa cambia, y claramente hay que adecuar la colocación de los aros y los espaciadores para la noche.

Primera noche, no aguanto ni dos horas, realmente me apretaba mogollón el aro, y esa erección??? Nunca había visto nada así, es más, no era consciente de que aquello creciera por la noche y menos de esa forma. Un poco de agua fría, y a descansar.

Segundo día, esta vez el listo iba a ser yo, me iba a poner un aro mucho mayor y el espaciador más grande… aquí para chulo yo!, durante el día en la aburrida biblioteca pocas posibilidades de erección había. Aunque alguna cosa llegó. La verdad es que la comodidad es sensacional y con unos slips bien puestos durante el día se puede hacer vida casi normal.

Imagen 2

Segunda noche, estaba asustado por saber si me iba a despertar muchas veces, la verdad es que no me podía permitir no descansar ya que eran algunos de mis peores días del año. Descanso plácidamente, ni me despierto. Por la mañana la solución, el Cb se salió y me quedé tan cómodamente descansando. Me había pasado de listo.

Al tercer día no quedaba más remedio, mi aro ideal sería el intermedio (vienen cinco tamaños distintos), ni el del primer día ni el del segundo, de hecho iba un poco más ancho que el ancho de mi pene, pero al rodear los huevos veía difícil que se pudiera salir por la noche, ya lo comprobaría. Eso sí, decidí poner un espaciador de los más estrechos, me desperté con ganas de marcha.

Durante el día, la cosa funcionó correctamente, aunque eso apretaba a la primera de cambio. Pagaría caro el calentón de la mañana. Por la noche, decidí poner un espaciador un poco mayor porque era evidente que no iba a aguantar con eso. Como ya me sabía la teoría bastante bien de haber estado leyendo foros y demás blogs durante bastante tiempo, utilicé una de las técnicas para guardar la llave, meterla dentro de un tetrabrik dentro del congelador (2). No me quedaría más remedio que esperar a que se descongelase si me lo quería sacar, joder… que erección solo con pensarlo. En fin buenas noches, ¿buenas noches? Ya me gustaría. Que noche más larga pasé, creo que me llegué a despertar 5 veces, cada hora y poco, a la primera bastó con un poco de agua, pero al final casi me tuve que meter en la ducha, harto decidí ir a por la llave y dejar el tetrabrik en un tiesto a ver si se descongelaba para la próxima erección. Por suerte o por desgracia me desperté al sonido de mi despertador, con una erección tremenda, pero con ganas de seguir manteniéndola. Decidí devolver la llave al congelador.

Mi primera ducha con el Cb puesto fue normal, aunque con el paso del tiempo no he logrado conseguir un método de limpieza medianamente eficaz, el hecho de que tuviera la llave y pudiera lavarlo de forma periódica ha hecho que mi primer mes no se haya visto afectado por una falta de higiene considerable.

candados

Los días fueron pasando sin demasiados incidentes remarcables, cosa que no puedo decir de las noches, el cansancio acumulado y el calentón que llevaba me hicieron replantearme si realmente debía dejarlo, o seguir experimentando. Cada noche tenía un minino de tres erecciones que me hacían literalmente levantarme de la cama e ir hacia el baño a por algo de agua fría, realmente aquello dolía. Supongo que para los amantes de la tortura de huevos esto debe de ser una delicia, pero a mí no me gusta demasiado y era una pesadilla, mis pobres cojones eran estirados inconscientemente todas las noches hasta que me despertaba. Para mi esta es la peor parte de todas.

Las dos primeras semanas, cuando iba a hacer deporte, correr, nadar o ir en bici, me quitaba el Cb, aprovechaba para limpiarlo y al volver después de la ducha correspondiente me lo volvía a poner y listos. Dado que quería hacer adelgazar un poco, aquello de la operación biquini, hacía deporte, por poco que fuera, casi a diario, cosa que hacía un poco complicado dejar la llave en un recipiente helado y dejarla reposar. Así que decidí ponerla dentro de un tarro de arroz, no es la protección perfecta, pero era menos tentador un tarro en un armario de la cocina que un cajón de la mesita de noche. Pasados unos 10 días, decidí armarme de valor y quitarme la vergüenza de encima e ir a correr con el Cb puesto, total, me cambiaba en mi casa, no había vestuarios para compartir y unos pantalones encima de mis mallas taparían cualquier posible rastro del aparato. Dicho y hecho, resultado, perfecto. Mis primeros metros me daban como corte pero luego me acostumbré y de hecho no noté que lo llevaba hasta que regresé a casa. Definitivamente recomendable.

Mis dos fracasos fueron la natación y la bici, la natación, realmente es muy difícil de esconderlo y la única solución pseudo aceptable que he encontrado es llevar un bañador slip debajo y luego otro de estos anchos encima, aun así el hecho de tener que cambiarme allí secarme y no poder sacar el slip mojado para ir a casa han sido motivos suficientes para repetirlo un par de veces más y reconvencerme de que es mejor ir sin Cb a la piscina. El tema bici es distinto, es doloroso, pero hay que aprender de nuevo como sentarse, un poco mas delante de lo normal para que los huevos no topen con el sillín a cada pedalada. Con un poco de tacto y algunos golpes en cada trayecto dejaremos el ciclismo como llevable. Además yo solo lo utilizo como medio de transporte, así que puedo vivir con unos minutos de incomodidad para desplazarme de un lugar a otro.

Imagen 1

Cada día que pasaba sentía la necesidad de recordarme, por qué estaba haciendo eso? Yo? Que solo había aguantado como mucho una semana sin correrme raras veces en las que estaba demasiado ocupado para pensar en calentones, era realmente muy raro. Además, estábamos entrando a julio, el calor acechaba y mi calentón no hacía otra cosa que aumentar. Por fin estaba medio de vacaciones y no tenía que levantarme a las 7 todos los días, aunque eso no hacía que mis noches fueran más cómodas, seguían siendo difíciles, quizás un poco más controladas, pero un par de visitas al baño no me las quitaba nadie.

A la vista de qué parecía que nadie iba a mover ficha, me tocaba dar a mí el primer paso, al fin y al cabo tenía yo la llave, solo cabía esperar una oportunidad digna de haber aguantado 20 días sin apenas tocarme. Así que decidí empezar a quedar con gente que hacía tiempo que no veía, al principio me costaba explicarlo, pero al final acabó por ser más divertido ir con Cb que sin él, no por el momento de placer, que obviamente yo no tenía, sino por lo bien que se lo pasaban los demás y lo bien que me lo hacían pasar a mí. Pasados un par de días teniendo algunas citas interesantes le pillé el gustillo a esto de quedar capado e ir quedando a la vez. Tuve algunas oportunidades de poner fin al periodo de castizo, pero sobretodo los últimos días me daba mucha pena desperdiciar todo el esfuerzo metido por aguantar un tiempo que para mi se convirtió en una eternidad y creí que era mejor esperar a una llamada que nunca llegó.

Y cosas de la vida, mentalmente el límite del mes, era muy goloso, creí que era tiempo de volver a darme algún capricho, así que ni corto ni perezoso, si ese viernes no salía nada interesante pondría fin por mí mismo. Y al final mi egoísmo pudo más, y me quedé mi gran corrida del mes para mí solo. Me dio pena, no llegar a disfrutar ese momento con alguien. Pero a veces, un viernes por la noche solo en casa, con lo bien que se está, con una velas y una peli porno que había bajhttp://www.blogger.com/img/blank.gifado y no había podido disfrutar el mes anterior.


Notas:

1. 94 libras en Maxim

2. Hay diferentes sistemas caseros para guardar llaves de esposas, grilletes, cinturones de castidad, etc. (Más información en el post Autobondage 1).

*************
CB 6000



*************

Comprar CB-6000:

Maxim

Cinturones de castidad en Planeta BDSM.

CB-6000 en CB-2000.com.

2 comentarios:

  1. el texto es tuyo o es pillado por ahi? porque he leido sobre el CB y una cosa es la teoria y otra la practica... parece que da bastantes problemas. En inglés hay bastante sobre el tema.

    ResponderEliminar
  2. El texto es de Cocko. Es lo que él me ha contado. Yo sabía por el Foro de Neo-Cortex que se había comprado un CB-6000, y le pedí que escribiera un post de colaboración explicando su experiencia.

    ResponderEliminar