15 nov. 2011

Esposas

# BDSM

Me gustan un buen par de esposas, esposas de cuero con ese olor que nos pone tanto y esas otras de metal, las reglamentarias de policía que tienen además tantas connotaciones. Hay que tener cuidado porque la mayoría de las esposas que se venden en tiendas de artículos eróticos no son las reglamentarias y débiles o están diseñadas de tal manera que l@s sumis@s pueden escaparse con facilidad; pero también, lo que es peor, pueden darnos problemas a la hora de abrirlas.

En Planeta BDSM vendemos auténicos grilletes reglamentarios a un precio muy bueno.


El esposamiento o engrilletamiento

Es la técnica operativa policial encaminada a la inmovilización de las manos de una persona, mediante el empleo de unos útiles específicos con el fin de evitar agresiones o intentos de fuga.

Aunque desde el punto de vista del Bondage tradicional japonés, no se puede considerar bondage un elemento de metal como son los grilletes, no deja de ser una manera más de inmovilizar a una persona, que además tiene una serie de connotaciones fetichistas bastante fuertes: es el sistema utilizado por las fuerzas de seguridad del estado, lo hemos visto mil veces en las películas, lo puedes usar para juegos de rol de policías, de secuestros, etc.

Existe una normativa general que indica que:
* Antes de esposar efectuar el cacheo.
* No esposarse uno mismo nunca con el detenido.
* Esposar siempre por la espalda, salvo a una mujer embarazada, que se realizará siempre por delante.
* No esposar al detenido a un objeto y dejarlo solo.
* Al esposar a dos detenidos con los mismos grilletes, hacerlo mano derecha con mano derecha, o izquierda con izquierda.
* En caso de menores se tratará de evitar el esposamiento, pero sí hubiese que realizarlo se efectuará de la forma menos grabosa.

El procedimiento es el siguiente:
1. Colocar al detenido con las manos sobre la pared piernas separadas y abiertas consiguiendo un cierto desequilibrio.
2. Ordenarle de forma clara y concisa que coloque su mano derecha en la espalda con las palmas hacia afuera, colocándole un grillete.
3. Indicarle que se apoye con la frente en la pared y que pase su mano izquierda hacia la espalda con la palma hacia afuera colocar el otro grillete.
4. Se comprueba la presión de los grilletes y los seguros.

Siempre se sujeta al sospechoso por el brazo o bien por uno de los grilletes, NUNCA POR LA CADENA DE SUJECIÓN DE LOS GRILLETES.

Si las esposas que quieres comprar no tienen una llave como la de la imagen superior es que no son reglamentarias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario