17 nov. 2011

Príncipe Alberto

Tenemos ahora piercings Príncipe Alberto en Planeta BDSM.

Este piercing tiene sus orígenes en cuando el príncipe Albert (marido de la reina Victoria) se hizo anillar el pene. Hay quien dice que se había perforado esa zona para sujetárselo con un gancho a un costado y que no se le notara el “bulto” en los pantalones (en esa época se llevaban muy ajustados).

El piercing príncipe Alberto es uno de los piercings más comunes en genitales masculinos. Si bien muchas personas creen que así es como se denomina a cualquier perforación de esa zona, el piercing Príncipe Alberto es bien específico y distinto del resto: el aro entra por la abertura uretral hasta donde el glande se encuentra con el tallo del pene.

Los piercings Príncipe Alberto son típicamente perforados con calibres 10 u 8. Éstos a menudo son (gradualmente) expandidos a 8g, 6g o 4g, poco después. Si un piercing es lo suficientemente pesado y es usado continuamente, se puede producir una leve "auto expansión". Esto quiere decir que pasar a un tamaño mas grande es más fácil y menos doloroso que con la mayoría de piercings en otras partes del cuerpo.

Para algunas personas este piercing es cómodo para usar y raramente se lo quitan, incluso durante el sexo; en cambio hay gente que lo encuentra extremadamente pesado e incómodo para llevarlo puesto durante períodos largos y hasta piensan que podría intervenir en el funcionamiento sexual.

Lo que todo el mundo quiere saber antes de hacérselo es: ¿duele o no duele? Mucha gente coincide en que el dolor es soportable. Sin embargo, algunos admiten que el proceso de curación resulta un poco lento (dura entre cuatro semanas y seis meses), y coinciden también en que a ratos pueden sentirse leves molestias, por ejemplo al orinar o durante las primeras relaciones sexuales. Por eso, luego de la perforación es preciso ser muy cuidadoso y, sobre todo, paciente.

Lo cierto e importante es que con el tiempo, si todo va bien, las molestias desaparecen y la adaptación al piercing es total, y sólo queda disfrutar del Príncipe Alberto.

Curación y potenciales efectos secundarios.

El tiempo de curación para este piercing varía desde 4 semanas hasta 6 meses. Un piercing Príncipe Alberto nuevo puede causar sangrado, hinchazón e inflamación. En extraños casos se pueden producir infecciones locales. Algunos hombres encuentran que el goteo causado por el piercing al momento de orinar hace necesario sentarse.

Algunos portadores del piercing dicen que éste incrementa el placer en el coito. Por otro lado algunas personas penetradas por hombres con este piercing relatan incomodidades. El anillo del piercing puede causar una incomodidad adicional para mujeres cuando el pene tiene contacto con la cervix.

Como ocurre con muchos piercings, hay un pequeño riesgo de que la joyería se enrede en la ropa y se caiga o arranque, pero esto es más probable cuando se llevan anillos de pequeño calibre (menos que aprox. 8ga).

Lo mejor es que hables bien de todo lo que te preocupa con la persona que te va a hacer el piercing, y le preguntes todas tus dudas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario