4 ene. 2012

Pequeña historia del alargamiento del pene


 Figura 1: El dispositivo mecánico más antiguo que encontramos ningún registro pictórico de. El año de la patente fue 1911. 

Muchas culturas y sociedades tribales han buscado la manera de alargar el pene de una forma u otra a través de los siglos. La antropóloga Margaret Mead informó sobre varones en la Polinesia que estiraban su pene con una funda de tejido de fibra vegetal similar a una "trampa de dedos china" (Chinese finger trap). El pene se inserta en un extremo y una piedra u otro objeto pesado se cuelga desde el otro extremo.

Cuenado la tecnología fue avanzando se utilizaron dispositivos mecánicos en un intento de agrandar el pene. Las figuras 1 y 2 ilustran las primeras patentes europeas y americanas. Estos aparatos de metal eran fríos, incómodos y de difícil manejo. Su eficacia es muy cuestionable.

Pero en los últimos años la tecnología ha avanzado mucho y existe toda una serie de aparatos para agrandar el pene como las bombas de vacío, o sistemas para agrandar el pene como el famoso Jes-Extender. Dentro de las primeras, las de Bathmate son conocidas en todo el mundo por conseguir potenciar el pene ofreciendo a la vez unas erecciones más fuertes, haciendo uso de la tecnología hidráulica. Una bomba de vacío para pene tiene usos médicos y eróticos y los hombres que padecen de dificultades eréctiles también pueden usarlas para estimular una erección.

 
Figura 2: Un invento de Freddie Venta W., patentado en 1959, que utiliza una bomba manual. Este dispositivo fue llamado el "mecano".

No hay comentarios:

Publicar un comentario